Anteproyecto de Constitución cubana y la autonomía en los municipio

El reconocimiento de la autonomía municipal sobresale entre los aspectos más novedosos que incorpora el Proyecto de Constitución de la República de Cuba que debaten los cubanos desde el pasado 13 de agosto.

El reconocimiento del principio de autonomía municipal representa una transformación democrática que convoca a la ampliación de la capacidad de decisión del municipio y significa un salto objetivo que crea bases jurídicas para que pueda alcanzarse mayor promoción y realización del desarrollo local, precisamente en el espacio de poder público político más cotidiano y cercano al ciudadano.

Para la realización de tal objetivo, en función del progreso económico y el desarrollo social de su territorio, el proyecto constitucional establece que los municipios cuentan con ingresos propios y las asignaciones que reciben del gobierno de la república.
Según lo delineado, los municipios podrían adquirir mayor relevancia en Cuba aparejada a su creciente autonomía, sin divorciarla de su subordinación a los intereses del Estado.

Prevista para sustituir a la vigente desde 1976, la nueva Carta Magna propone mantener las presentes misiones de las Asambleas Municipales del Poder Popular, entre ellas el control del plan económico, el desarrollo integral y la ejecución de las políticas del Estado para la demarcación.

Los municipios son entes políticos, integrantes del todo estatal, y en consecuencia, para que el Estado pueda cumplir con finalidades comunes, los municipios, como partes integrantes de ese todo estatal -como reconoce el proyecto constitucional-, deben ejercer la autonomía de conformidad con los principios de solidaridad, coordinación y colaboración con el resto de los territorios del país, y sin detrimento de los intereses superiores de la nación.

Se prevé potenciar la autonomía de los municipios en busca de una mayor descentralización y hacer más expeditas las decisiones, sin que por ello se pueda pensar en un rápido aumento de los recursos, muy limitados por el bloqueo estadounidense, la condición de país pobre y dificultades internas.

En el artículo 64 el Proyecto establece que la autonomía del municipio comprende la elección de sus autoridades, la facultad para decidir sobre la utilización de sus recursos y el ejercicio de las competencias que le corresponden, con arreglo a la Constitución y a las leyes.

En el contenido del actual Proyecto de Constitución de la República de Cuba figura igualmente la propuesta de extender el mandato de los delegados a nivel municipal a cinco años, el doble del actual, para ganar en preparación y experiencia.

Con información de la ACN y Radio Habana Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *