Díaz-Canel “obliga”

El nuevo Presidente nos obliga a creer más en nuestras propias reservas, nos obliga a saber que somos invencibles, y que podemos recomponer la economía a pesar del bloqueo.

Por EFESTO VULCANO

Díaz-Canel en Sancti Spíritus. (Foto: Escambray)

Una señora me inspiró, porque en un texto decía que Miguel Diaz Canel obliga… y efectivamente es así. A los revolucionarios los obliga a defender más la Revolución, a ser más productivos, a creer más en el futuro, a recordar a Fidel y a Raúl, a confiar en el Partido y en el Gobierno. Y más aún, obliga al pueblo a cada convocatoria como la de la Constitución, a las reparaciones por huracanes en cualquier parte del país, esperar sus declaraciones en la televisión y en las páginas de la prensa.

Pero es más, el nuevo Presidente nos obliga a creer más en nuestras propias reservas, nos obliga a saber que somos invencibles, y que podemos recomponer la economía a pesar del bloqueo, aunque mil veces los denunciaremos y enfrentaremos. Y me quedé corto, el Presidente cubano ha logrado sobre todo que los adolescentes, los jóvenes, los adultos y hasta los más viejos crean en su nación, que se motiven por su gobierno de calle, por la forma en que dice las verdades y les sea simpático, no por su persona, sino porque sus ideas son nuevas, atractivas, revolucionarias y antimperialistas.

A los enemigos y a los confundidos también los obliga: están obligados a respetarlo más en cada tribuna pública, cuando se planta en los foros internacionales y le dice en su rostro lo mismo que hacia Fidel y Raúl en sus tiempos. Los obliga a tragarse sus palabras absurdas, porque el señor de las pelusas rubias sabe que está delante de alguien mayor que él, ante un gigante de estos días, porque él tiene muchos millones de pesos, mientras el cubano tiene millones de ideas.

Los políticos de la Casa Blanca se equivocaron, ahora están obligados a replantearse su estrategia, porque ellos ahora antes de tomar alguna medida, tienen que creer en Díaz Canel. Lo que escuchen es lo que van a recibir: De Cuba les puede llegar respeto, dignidad, igualdad de condiciones, defensa de las conquistas de la Revolución y ratificación del proyecto social de más de medio siglo. Y si les parece poco, sepan que tienen que creer en nuevo Presidente, que les ha dicho varias veces que no habrá nunca concesiones y que el socialismo, sólido y sustentable va adelante.

Este hombre de nuevo tipo, no tendrá las oportunidades de un Playa Girón, el ciclón Flora, la Crisis de Octubre, la gesta heroica africana, ni los días de reclamar a Elián o a los Cinco héroes, pero ha demostrado que tiene delante otras tareas tan gigantes como aquellas, una de las primeras es seguir demostrando al imperialismo de que Cuba es invencible. Y su principal combate no será con las armas humeantes, sino con los cerebros frescos y las iniciativas brotando, en una guerra campal cada día en las ideas, como aprendió de José Martí, aunque igualmente lo asume con el brazo bien en alto, como Maceo con su machete.

Tomado de Razones de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *