Beneficios en el campo

Dos comunidades campestres de la provincia se benefician durante los últimos tiempos a partir de sus propias potencialidades y producciones: Banao, con la modernización de su polo productivo; y Pitajones, con la obtención de miel ecológica para la exportación.

Gracias al proyecto APOCOOP —financiado por la Agencia Suiza para el desarrollo y la cooperación (Cosude) y con la colaboración de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap)—, en el poblado del municipio espirituano ya se instaló un taller de maquinaria en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Paquito Rosales, el cual cuenta con torno, taladro y fresadora para atender las necesidades de las 16 bases productivas de Banao.

Además, como parte de esta idea se instalaron casas de posturas en la finca de la productora Soraya Díaz Álvarez, de esa misma cooperativa, con el propósito de contribuir a la producción de vegetales y hortalizas: “Son dos invernaderos para hacer posturas de todas las hortalizas como tomate, ají, pepino, calabaza, col. Es una tecnología que tiene las condiciones idóneas para garantizar una planta de calidad que llegue a la tierra adaptada a esa situación inclemente, y en cada ciclo de 40 días se podrán entregar alrededor de 380 000 posturas a la zona”, detalló la campesina a la prensa local.

Banao y Pitajones, en Sancti Spíritus, junto a Manatí en Las Tunas; Alquízar en Artemisa y El Salvador en Guantánamo; fueron de las comunidades del país seleccionadas para implementar del proyecto APOCOOP cuyo objetivo es desarrollar estrategias de desarrollo local, aumentar la producción agrícola sostenible, el uso de la energía renovable y fomentar nuevas formas de producción.

Este proyecto, que pretende incrementar la productividad, diversificar la producción y contribuir a potenciar el enfoque de género en predios campestres, también incluye la instalación de una lavandería que por primera vez ofertará ese servicio a los pobladores y a las personas jurídicas que lo precisen.

Gracias a APOCOOP otras Cooperativas de la zona ya habían recibido algunos recursos útiles para su labor como camión, camioneta y tractor; y próximamente el proyecto facilitará llevar el servicio de peluquería a los consejos populares de Pojabo y Banao, además de edificar en esta comunidad una minindustria y un mercado agropecuario, instalaciones de las cuales se espera un notable impacto por aquellos lares.

Por otra parte, la localidad trinitaria de Pitajones logró por primera vez en el territorio crear las condiciones para producir miel ecológica con destino a la exportación, a partir de contar con colmenas y un área certificadas en función de ese objetivo.

La miel ecológica obtenida en Pitajones se procesará en la planta de beneficio radicada en la ciudad espirituana. Foto: Vicente Brito.
La miel ecológica obtenida en Pitajones se procesará en la planta de beneficio radicada en la ciudad espirituana. (Foto: Escambray)

Entre los requisitos exigidos aparecen no tener agentes contaminantes por industrias o residuales, que sean mieles de una única floración, y lograr un exquisito manejo de la dotación: “Esa zona se caracteriza por un favorable ambiente natural y cuenta con 528 colmenas distribuidas en 19 apiarios, dotaciones que cumplen los requisitos y normas establecidas para comenzar a extraer miel ecológica y poder comercializarla con esas características”, detalló a la prensa local Nelson Luján Pérez, director de la Empresa Apícola Sancti Spíritus.

Tomado de Radio Sancti Spíritus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *