Programa constructivo en Trinidad de cara a sus 505 años

A las puertas del aniversario 505 de la fundación de Trinidad como Tercera Villa de Cuba, que se celebrará en enero de 2019, la Oficina del Conservador de la ciudad y su Valle de los Ingenios, ejecuta un grupo importante de intervenciones en inmuebles de valor patrimonial, espacios públicos y obras de interés social.

La reanimación de instituciones sociales y estatales y el cumplimiento de los planes productivos figuran entre las principales acciones con motivo de la celebración, en enero próximo. Foto: José Rafael Gómez Reguera.
La reanimación de instituciones sociales y estatales y el cumplimiento de los planes productivos figuran entre las principales acciones con motivo de la celebración, en enero próximo. Foto: José Rafael Gómez Reguera.

Por ANA MARTHA PANADÉS

Trinidad recibe el influjo renovador de un programa constructivo que abarca todas las empresas y organismos locales con iniciativas que van desde la reanimación de instituciones hasta el cumplimiento de planes productivos.

La Oficina del Conservador de la Ciudad y el Valle de los Ingenios interviene en un número importante de obras a partir de un financiamiento ascendente a casi 454 000 pesos en ambas monedas provenientes, fundamentalmente, de la contribución territorial.

Duznel Zerquera Amador, director de la Oficina trinitaria, insiste en el impacto social del programa encaminado a beneficiar los sectores de la Vivienda, Educación y Salud, así como los espacios públicos de la ciudad.

Paralelo al proceso constructivo, se retocan inmuebles y espacios públicos. Foto: José Rafael Gómez Reguera.

“Ejemplos significativos —explica— son las mejoras en la atención comunitaria, los planes emergentes y los proyectos de colaboración, los cuales han ayudado a reducir vulnerabilidades ante huracanes e intensas lluvias”.

Con esa premisa concluyeron 10 viviendas en el poblado de San Pedro, de las 47 que están previstas para los próximos años, y también se prevé ejecutar otras 12 en el antiguo caserío de esclavos de Manaca Iznaga.

Se benefician, asimismo, unidades de Comercio, gracias al Proyecto bodegas, y centros educacionales como la escuela primaria Pepito Tey, que mereció el premio de Conservación 2018 de la Cátedra Gonzalo de Cárdenas de Arquitectura Vernácula y de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción, en el apartado de Restauración, además de los círculos infantiles Guerrilleritos del Escambray y Clodomira Acosta.

Dinamizar otras áreas urbanas más allá del Centro Histórico se encuentran entre las iniciativas por los 505 años de la villa, de ahí que ya se ejecuta la cuarta etapa del Proyecto de Rehabilitación del barrio Las Tres Cruces, con colaboración internacional, ahora en la calle Independencia, donde se interviene en los primeros inmuebles.

La revitalización de los servicios de farmacia figura entre los reclamos de los trinitarios y tampoco podía faltar en el programa constructivo de cara al aniversario 505 de la urbe sureña; en ese sentido Zerquera Amador confirmó el inicio de las labores dirigidas a la recuperación de edificios dedicados a las antiguas droguerías, la restauración de la antigua farmacia piloto y la reparación de la carpintería y pintura de fachadas en arterias del Centro Histórico, así como la reparación de empedrados y aceras, entre los elementos claves para la imagen urbana.

Entre las obras emblemáticas acometidas por la Oficina del Conservador y de gran impacto figuran la conclusión de la obra civil del Teatro Caridad y la reanimación de todo el entorno de la Plaza Santa Ana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *