Atender los problemas para arrancarles cada día un pedazo

Concluyó en Sancti Spíritus visita gubernamental encabezada por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez

Díaz-Canel dialogó con el pueblo varias veces durante esta visita a Sancti Spíritus.
Díaz-Canel dialogó con el pueblo varias veces durante esta visita a Sancti Spíritus.
Un llamado a eliminar las trabas y la burocracia que tanto entorpecen el día a día de los cubanos, a ser más eficientes en el uso de los recursos de que disponemos y a aprovechar mejor el talento colectivo para potenciar el trabajo, realizó en esta ciudad el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al concluir el control gubernamental que durante miércoles y jueves tuvo lugar en este territorio del centro del país.

«Hay burocracia al lado de nosotros, frente a nosotros, detrás de nosotros y, a veces, cuando uno se pone a buscar, se da cuenta de que estaban los recursos, estaba la voluntad, estaban las posibilidades y no se hacen las cosas porque alguien las trabó», remarcó el Presidente cubano.

«Esta es una visita que nos permite darnos cuenta de que podemos destrabar un grupo de procesos, buscar más eficiencia, perfeccionar procedimientos, sistemas de trabajo, podemos actualizar políticas públicas relacionadas con diferentes temas, de manera tal que todo pueda avanzar más fácil», aseguró el mandatario sobre su estancia en suelo espirituano.

Díaz-Canel aseveró que el país va a continuar avanzando, incluso en medio de las complejas circunstancias económicas y financieras por las que atravesamos hoy, de las amenazas injerencistas y del recrudecimiento del bloqueo por parte del gobierno de Estados Unidos, expresados hace unas horas en la decisión de la administración Trump de prorrogar por solo 45 días la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton y no por un periodo más largo, como venían haciendo los gobiernos anteriores.

Luego de recordar que en suelo espirituano había permanecido casi el Consejo de Ministros en pleno durante dos jornadas de intercambio que abarcaron la totalidad de los municipios, el Presidente calificó la visita como «de aprendizaje» y llamó a trabajar con más transparencia y participación en la actividad de Gobierno, lo cual propicia más confianza por parte de la población.

Trinidad no es solo de los trinitarios, es un orgullo de Sancti Spíritus y de Cuba, señaló el dirigente, quien indicó revisar asuntos puntuales en aquella ciudad como el programa de abasto de agua, la rehabilitación de algunos viales, la producción de alimentos en el territorio, la recogida de desechos sólidos, el mejoramiento del hospital municipal y la atención al puerto de Casilda, entre otros.

En la reunión de conclusiones, a donde también asistieron el primer vicepresidente Salvador Valdés Mesa; la primera secretaria del Partido en Sancti Spíritus, Deivy Pérez Martín, y la presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Teresita Romero Rodríguez, el Presidente llamó a aprender de las malas experiencias en la terminación de los hoteles ubicados en el centro histórico para no replicarlas en las obras proyectadas en la península, de cara a un crecimiento inmediato que multiplicará el fondo habitacional en uno de los polos más integrales del país.

Sobre el proyecto de rehabilitación hidráulica aprobado para la cabecera trinitaria y la península de Ancón, Inés María Chapman, vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, precisó que uno de los frentes que deben atenderse con mayor prioridad en estos momentos es la conclusión de las investigaciones con vistas a incorporar al sistema de distribución los llamados pozos de Algaba, una fuente que respondería a lo que calificó como un «crecimiento exorbitante» en el consumo de agua en la urbe.

En la noche del miércoles, acompañado por el vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Roberto Morales Ojeda, y por el titular de Salud, José Ángel Portal, Díaz-Canel había sostenido una reunión de trabajo en el hospital provincial Camilo Cienfuegos, donde fue actualizado de los principales indicadores del centro asistencial y de la marcha del programa inversionista que beneficia a la institución desde el 2005 hasta la actualidad, lapso en el que han sido ejecutados allí valores superiores a los 30 millones de pesos.

En el más importante centro asistencial de Sancti Spíritus, el presidente se interesó por buscarle solución o al menos un paliativo a corto plazo al problema de la falta de agua, que en los últimos tiempos viene afectando de manera sensible los servicios médicos y creando no pocas molestias a pacientes y acompañantes, especialmente en horario de la noche, así como por apoyar la terminación de la cocina-comedor, incluida en el programa inversionista del corriente 2019.

Previamente recorrió las áreas del recién abierto Joven Club de Computación, en la antigua Academia de Ajedrez, donde en compañía de las principales autoridades de la provincia espirituana y del ministro de las Comunicaciones Jorge Luis Perdomo Di-Lella, apreció el valor del inmueble, altamente demandado por niños y adolescentes, y a su salida saludó a los cientos de espirituanos que se habían concentrado en el parque Serafín Sánchez, a quienes les transmitió la convicción de que aunque no haya recursos para todo, al menos «todos los días podemos arrancarle un pedazo a cada problema».

LA INFORMATIZACIÓN ES UN HECHO

La decisión de informatizar la sociedad cubana es un hecho. El cómo llegar a la materialización de dicho objetivo con inteligencia, aprovechamiento de nuestras propias potencialidades y desarrollo de profesionales cada vez más capacitados, fue el principal tema de intercambio en la mañana de este jueves del Jefe de Estado cubano con estudiantes y profesores de la Universidad José Martí, en Sancti Spíritus.

El vínculo con las universidades para desarrollar estas ideas resulta fundamental, reiteró el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Y justamente a estrechar esos lazos llegó al centro universitario espirituano, acompañado por varios de los ministros que participaron en la visita de Gobierno.

No solo constante tiene que ser el intercambio con organismos de la administración central del Estado y los diferentes ministerios, también verdaderamente aportador. De tal manera, dijo Díaz-Canel, se le debe «explicar sistemáticamente a la comunidad universitaria cómo avanzamos en los programas; qué pretendemos hacer para impulsar el desarrollo del país; y a la vez proponerle temas de trabajo conjunto».
«Tenemos que lograr que la vida sea más cómoda para la gente», de manera tal que la informatización permita agilizar trámites y procedimientos, apuntó el Presidente.

El ministro de Comunicaciones explicó luego sobre la creación de infraestructuras a lo largo y ancho del país para sostener dicho proceso, el desarrollo de programas, tanto de contenidos como de servicios, y las cuestiones relacionadas con la ciberseguridad, entre otras.

Desde el auditorio se habló entonces acerca de proyectos que cobran vida en la universidad espirituana; de vinculación en el trabajo con diferentes organismos; del incremento de presencia en redes sociales y, de manera general, sobre el amplio horizonte de trabajo que incorpora el uso de las nuevas tecnologías.
Los códigos de comunicación de nuestros jóvenes en la actualidad son los audiovisuales, reconoció el Presidente Díaz-Canel. «Y si van a las redes y no encuentran nuestros contenidos entonces buscarán otros», que a veces tienen un lenguaje muy grosero, que poco aportan al debate sano y enriquecedor.

PENSAR EN LAS CUESTIONES ECONÓMICAS COMO PAÍS

Tema obligado en las visitas de Gobierno que desde el pasado año se realizan por todo el país, lo constituye el análisis y discusión de las causas y consecuencias que generan cadenas de impagos en diferentes entidades de los territorios.

Ver los errores y deficiencias al detalle es una práctica seguida por el mandatario cubano en estas reuniones, para de esta manera no solo «poner al día» las cuentas por pagar y cobrar vencidas, sino también lograr la identificación oportuna de causas para la ocurrencia de estos hechos y en consecuencia la delimitación clara de los responsables.

«La falta de control, las ilegalidades y las indisciplinas no pueden dañar la economía de Cuba ni afectar al pueblo», insistió durante el encuentro, donde también estaban presentes varios ministros y los principales dirigentes de la provincia espirituana.

«El principio defendido por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario de Comité Central del Partido Comunista de Cuba, de que no se puede gastar más de lo que se ingrese, tiene que ser sagrado», reflexionó Díaz-Canel.

Particularmente sobre el robo de combustibles enfatizó en la idea de prestar atención a cada litro, por insignificante que el hecho parezca, exigir a quienes tienen la responsabilidad de controlar estas cuestiones es fundamental. «Si queremos que todo se desarrolle tiene que haber disciplina y orden».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *