Díaz-Canel ratifica como una prioridad la batalla económica

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros advierte que la crudeza del momento nos exige prioridades para no regresar a lo más duro del Período Especial


Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel. Abril 2019.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, expresó que la compleja coyuntura económica del país exige trabajar sin descanso, al intervenir en el cierre de la Tercera Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) reiteró que el país tiene dos prioridades absolutas: la preparación para la defensa y la batalla económica.

El presidente de Cuba, expresa que la estrategia es trabajar sin descanso con alternativas ya diseñadas, sin abandonar los objetivos planteados en función del mayor bienestar para nuestro pueblo, dijo el mandatario.

Díaz-Canel afirmó que el análisis objetivo de las condiciones actuales del país y el entorno internacional ha llevado a proponer una planificación de la economía en tres etapas: del 2019 al 2021, del 2022 al 2026 y del 2027 al 2030.

Los seis sectores estratégicos en la economía son: el turismo, la industria biotecnológica y farmacéutica; el electroenergético relacionado con las fuentes renovables de energía, la producción de alimentos; la exportación de servicios profesionales y la construcción, detalló.

Asimismo, llamó a poner en marcha medidas económicas pendientes que tienen que ver con demandas y necesidades; con reorganización del Comercio Interior; funcionamiento del sistema empresarial, cooperativas agropecuarias y no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia.

Es imprescindible ahorrar y controlar bien los recursos, atender y aprovechar todo el potencial presente en los recursos humanos y la fuerza de trabajo calificada con que contamos y seguir avanzando en el proceso de informatización de la sociedad, añadió el jefe de Estado.

También habló de la importancia de trabajar intensamente para mejorar los abastecimientos alimenticios, la vivienda y el transporte, la calidad de los servicios, aún en medio de las asfixiantes persecuciones financieras que hacen particularmente difícil la importación de bienes y recursos de primera necesidad.

De acuerdo con Díaz-Canal, el gobierno asumió el mandato de cambiar todo lo que deba ser cambiado y corregir todo lo que entorpezca y retrase el camino a la prosperidad posible en el menor tiempo y con la mayor calidad; ‘lo que sí no cambiará, será nuestra actitud frente a los que sostienen la espada contra nosotros’.

La respuesta es: No, señores imperialistas, los cubanos no nos rendimos. Ni aceptamos leyes sobre nuestros destinos que estén fuera de la Constitución. En Cuba mandamos los cubanos. Y las cubanas, enfatizó.

El presidente llamó a los cubanos a defender en las plazas de la patria sus convicciones revolucionarias el 1 de mayo, Día Internacional del Proletariado.

Con información de PRENSA LATINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *