El mandato del pueblo alcalde en Yaguajay

El hallazgo, hace algunos años, de un documental realizado para la televisión en 1950 atestigua la obra de beneficio público asumida por la alcaldía socialista que gobernó entonces en ese municipio

Jose-Ruiz-Rodriguez

Joseíto Ruiz asumió la alcaldía de Yaguajay en 1946.

Un testimonio gráfico de alto valor patrimonial e histórico para el municipio de Yaguajay constituye el hallazgo, hace algunos años, de un documental realizado para la televisión en 1950, el cual atestigua la obra de beneficio público asumida por la alcaldía socialista que gobernó por esa época en el territorio.

Se trata de un documental grabado en cinta de cine que los entendidos ubican entre los primeros producidos en Cuba en virtud de realizarse en el mismo año del surgimiento de la Televisión en el país, y hecho con el propósito de la reelección de la Alcaldía Socialista que se instaló en el Ayuntamiento del municipio desde 1946.

La alcaldía socialista de Yaguajay constituyó un oasis de honestidad y realizaciones sociales en medio de los vicios de la república neocolonial

“La idea del material fílmico era exponer los logros de la alcaldía en sus cuatro años de gobernación, que se distinguieron por una administración pública a favor del pueblo, y tratar de que fuera reelecta”, declaró a Escambray Gerónimo Besánguiz Legarreta, director del Museo Nacional Camilo Cienfuegos situado en esa localidad, donde consta una copia de la obra gráfica, localizada a través del ICRT en las bóvedas del Icaic y llevada después al formato digital.

El documental, de unos 15 minutos de duración, tiene por nombre Yaguajay, un pueblo alcalde y, en su ficha de créditos aparecen: fotografía: René Cruz, montaje: José Tabío, narrador: Manolo Ortega, sonido: Laboratorio Kinart. Una producción Cuba Sono Film, a la vez, con el acompañamiento de música instrumental.

El material inicia con un texto donde se expresa: Yaguajay ha logrado en los últimos cuatro años más avances y progresos que en 40 años anteriores. Ello se debe a la obra de José Ruizsu alcalde, cuya administración honrada y constructiva es un alto ejemplo para todo el país.

Las primeras imágenes en pantalla muestran al alcalde en el Ayuntamientohaciendo uso de la palabra con un documento en las manos, mientras el narrador describe: Con el respaldo y el cariño del pueblo, Joseíto Ruiz inició su labor administrativa. Lo primero era poner en orden las cosas, nada de botelleros, el que no trabaja no cobra; una nueva vida se siente en las oficinas del Ayuntamiento, ahora se trabaja, se sirve al pueblo…

A seguidas el documental comienza a mostrar la gestión de la alcaldía socialista popular, que —añade el narrador— cobró atrasos, pagó contribuciones y puso manos a la obra. Empezaron a construirse parques, carreteras, caminos, puentes y alcantarillas que permitieron enlazar a Yaguajay con la Carretera Central, que mejoraron los accesos a Mayajigua, Nela, Narcisa, Vitoria, Seibabo, Jarahueca y hasta un carro tanque fue adquirido para facilitar el servicio de agua a numerosos vecinos y Joseíto Ruiz alivió la penosa situación de numerosos vecinos que tenían que hacer largas caminatas para cargar el agua para sus más perentorias necesidades…, continúa la narración.

En el audiovisual se aprecia vivamente la participación del pueblo en las diversas construcciones hechas prácticamente a mano y también se recrean con elocuentes imágenes otras obras como el parque infantil frente al Ayuntamiento, el paseo Agramonte, varias academias de corte y costura abiertas en distintos barrios y zonas del municipio, el cementerio de Jarahueca, el parque de Meneses, este último inaugurado en un acto popular donde intervienen varios oradores, entre ellos el maestro y poeta Raúl Ferrer. Incluso los niños de la escuela y el pueblo protagonizaron un desfile al más puro estilo de la época actual, en franco agradecimiento a esa obra.

Mirando el documental, pareciera que Yaguajay adelantó en esos años de alcaldía socialista —reelecta en 1950 y tronchada después por el golpe de estado de Batista en 1952—, parte de la obra social que la Revolución iniciaría a partir de 1959. El médico rural, escuelas en la montaña, Itabo y Caraguí; ninguna zona del mapa del municipio escapó al progreso que representó el gobierno de José Ruiz.

El producto artístico termina con imágenes del alcalde entre simpatizantes del Partido Socialista, pobladores y cortadores de caña, mientras el narrador describe: Yaguajay ha ganado importantes provechos con Joseíto Ruiz (…), sus obras son para el progreso general de Yaguajay (…), el único lugar donde el pueblo es alcalde y volverá a hacerlo, puesto que todos sus vecinos quieren que el alcalde socialista popular continúe sus obras, que sus dineros estén bien administrados…

“Aunque tiene un enfoque electoral —señaló Gerónimo Besánguiz—, el documental es un destello muy valioso de la historia del municipio, de su identidad, es el reconocimiento también al pueblo, a la obra que hizo la alcaldía socialista, porque en medio de aquella época de guerra fría el socialismo en Yaguajay era una cosa buena, positiva, hacía obras de beneficio público; esa es la explicación de que la alcaldía salió reelecta en 1950.

“En vida de Joseíto Ruiz siempre me contaba de ese documental realizado por dos personas que trajo el Partido Socialista Popular al municipio. Para la historia de Yaguajay son imágenes únicas, auténticas y de mucho valor testimonial. Lo que hizo aquella alcaldía es un ejemplo a seguir y tiene relación muy directa con esta idea actual de reforzar la autonomía del municipio en su gestión y manejo del presupuesto”, destacó la fuente.


Por JOSE LUIS CAMELLÓN / Tomado de Escambray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *