10 de octubre: Demostración de unidad, firmeza, estabilidad

En el contexto del 151 Aniversario del inicio de las guerras de independencia, el Consejo de Estado ha convocado para este 10 de octubre la IV Sesión Extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El Parlamento de Cuba elegirá en esta sesión al presidente y vicepresidente de la República, pero antes los diputados votarán por la integración y titularidad del Consejo de Estado,  órgano con carácter colegiado que representa a la Asamblea Nacional del Poder Popular entre períodos de sesiones, ejecuta sus acuerdos y cumple otras funciones que la Constitución y la ley le atribuyen.

Así lo dispone la carta magna aprobada en abril, cuyo artículo 121 dispone que el presidente, vicepresidente y secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular lo son a su vez del Consejo de Estado, el cual no puede ser integrado por miembros del Consejo de Ministros ni las máximas autoridades de los órganos judiciales, electorales y de control estatal.

Esta elección,  la de los más altos cargos estatales de la nación, fue antecedida por la aprobación en julio de la nueva Ley Electoral y del bregar de la Comisión de Candidaturas Nacional y el desarrollo  entre los días 18 y 22 de septiembre de un proceso de consulta con los diputados de la isla.

A partir de este simbólico 10 de octubre comenzará a tomar forma el radical replanteo de la organización del Estado y del Gobierno de la República establecido en la segunda Constitución del período socialista, aprobada en referendo por amplio consenso popular.

Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular, afirmó en la capital que la celebración este 10 de octubre de una sesión extraordinaria del órgano supremo del Estado, para elegir altos cargos de la dirección del país, es una demostración de unidad, firmeza, estabilidad y de cumplimiento y apego a la ley y que ese sentimiento de solidaridad, de creatividad y de pensar como país es una manera de estimular la democracia, también desde el ejercicio de responsabilidad que ejercen los diputados cubanos para continuar con el proyecto social refrendado en la Constitución. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *