II Proceso de Rendición de cuenta del delegado a sus electores, ejercicio de democracia participativa

El II Proceso de Reuniones de Rendición de Cuenta del Delegado a sus Electores, correspondiente al XVII Período de Mandato de las Asambleas Municipales del Poder Popular avanza en la provincia Sancti Spíritus, donde están programadas a desarrollar más de tres mil 402 como expresión de un principio básico del sistema político cubano: el control de los electores sobre la labor de sus representantes.

En cada encuentro delegado y elector reflexionarán e informarán acerca de temas relacionados con la economía y la sociedad cubana y con el escenario que vive el país a partir de la situación energética coyuntural que atraviesa la Isla.

En ese ejercicio periódico se facilita el intercambio sobre los problemas de la comunidad, la propuesta de ideas para enfrentar las dificultades presentes y las indisciplinas sociales; también lograr un escenario propicio para aunar esfuerzos en aras de mejorar la situación en los barrios y destacar los mejores ejemplos de los valores que defendemos.

En cada uno de municipios, se convocó a una reunión de rendición de cuenta con carácter demostrativo para modelar su desenvolvimiento a la que asistieron los demás delegados, las organizaciones de masas y las entidades administrativas de la demarcación, entre otros participantes.

Este es un momento para que el elector conozca las transformaciones que se realizan en su territorio y cómo se ejecutan las diferentes políticas allí, de ahí la importancia de la participación activa de las administraciones, para que el delegado cuente con su respaldo y que estas conozcan el criterio que tiene el pueblo de su servicio.

En esta ocasión se ha convocado a mil 365 jóvenes para su participación como activistas observadores del proceso, del cual van a trasladar sus experiencias y criterios que servirán para perfeccionar este mecanismo de ejercicio de gobierno popular.

Desde la toma de posesión de sus cargos, como está establecido, los delegados han mantenido el vínculo con la población, fundamentalmente a través de los despachos semanales, además de otras vías participativas como el trabajo comunitario integrado y las labores de control por parte de las comisiones permanentes de trabajo de las asambleas municipales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *